8 consejos de organización que todo joven profesional debería conocer

El éxito es el resultado de diversos factores, y la manera en que organizas tu tiempo es esencial.

En mi artículo te voy a dar 8 tips que con seguridad puede ayudar a que todo joven profesional pueda hacer rendir su jornada laboral.


Tener un proyecto exitoso requiere de mucha dedicación y esfuerzo. Por eso es vital organizar el tiempo de trabajo para alcanzar los resultados esperados. ¿Quieres saber cuáles son los 8 consejos de organización de un profesional reconocido?


1. LOGRAR ALGO SUELE IMPLICAR DEJAR DE LADO OTRAS COSAS

¿Te suena la frase “el que mucho abarca poco aprieta”? Cuando tenemos muchas cosas por hacer, debemos priorizar. Es la única manera de dedicarle toda nuestra atención a lo importante y salir provechosos de esa situación. Según Garbugli, es muy difícil tener una compañía excelente, mantener todas nuestras amistades al día, dormir todas las horas que queremos, dedicarle mucho tiempo a la familia y al cuidado de nuestro cuerpo, todo a la vez. Por eso es importante elegir solamente de uno a tres de estas actividades y, prestando atención tal vez existan algunas que te beneficien en lo profesional y personal a la vez.

Te será de muchísima utilidad tener un calendario, agenda, planificador o simplemente un cuaderno que siempre esté contigo, donde puedas escribir tres actividades a las que le vayas a dar prioridad durante el día junto con lo demás que vas a hacer, y así puedes sacarle provecho al día sin sentir que no hiciste nada.


2. CANTIDAD NO ES IGUAL A CALIDAD



Tal vez piensas que debes ver una gran cantidad de cosas que llevas hechas, para sentir que fuiste productivo y a veces ese no es el caso. Recuerda priorizar tus actividades y al final del día, quizás no se movieron mucho las cosas a simple vista, pero, si priorizaste bien, lograste un gran progreso e impacto con lo que alcanzaste a hacer.

No es lo mismo dedicarle el 100% a una tarea y hacerla bien que dedicarle 10% a 10 tareas y hacerlas todas a medias o no quedar satisfecho con lo que hiciste.

3. NUNCA DEJES DE INTENTAR ALGO POR MIEDO AL FRACASO.



A veces, el temor de que no te salgan las cosas bien la primera vez suele dar un sensación de impotencia, desmotivación e inclusive pereza. Ese tiempo que te tomaste para intentar es muy valioso y aprovechable. Ten siempre en cuenta que el hecho de que no te salieron bien al principio, no quiere decir que no te saldrá bien nunca y de esa equivocación también se aprende. Consigue motivación y empieza otra vez, luego hay tiempo para releer y mejorar. Eso sí, si te lleva más tiempo del que puedes invertir, cambia por otra actividad. ¿Lo intentaste y fallaste? No dejes que altere tu productividad, la próxima será un éxito.

Trabaja todo lo que puedas en algo, recuerda ya tienes tus prioridades del día claras, si te estas demorando mucho intentando hacer una cosa, cambia por otra de tu lista de prioridades y luego vuelve a esa, puede que el estrés no te deje hacer las cosas bien en ese momento.


4. EL PLAN HACE A LA PERFECCIÓN

Claro que puedes tener ideas brillantes que resulten efectivas, pero ser cuidadoso y planear los pasos a seguir es una muy buena estrategia para alcanzar tus objetivos. No te asustes por los pasos que aun te quedan, concéntrate en las metas del día a día, y asegúrate de anotar en tu calendario una gran meta por día, no más.

Por ejemplo, supongamos que planeaste ya tu prioridad del día. Hagamos entonces que todas las actividades de ese día, deriven de esa prioridad y, es casi garantizado que tendrás tiempo al final que podrás usar para otras actividades o para descansar.


5. MANTENER LAS PRIORIDADES CLARAS

Cuando comienzas el día, puede tentar la idea de empezar por lo más difícil o lo que lleve más tiempo. Pero ¿adivina qué? En la medida en que avance el día te sentirás más cansado, razón por la cual es mejor que lo urgente sea lo primero en tu lista de quehaceres. Organiza tu día en horarios para que sepas aproximadamente cuánto deberías invertir en cada actividad.

En la organización de tu día, por lo menos invertir 10 o 20 minutos de descanso por cada hora de trabajo, así evitas sentirte agobiado por el trabajo.

6. LOS PROYECTOS MUY GRANDES ASUSTAN, ORGANÍZALOS.

Un proyecto de gran magnitud requiere de mucho tiempo, esfuerzo, personas involucradas etc. Por eso es mejor que organices ese gran proyecto en otros más pequeños que puedas ir logrando poco a poco, y así será más fácil para ti y tus compañeros administrar el mismo.

Ten en cuenta que no lo sabemos todo de todo. Para cada proyecto puedes rodearte de un equipo de especialistas diferentes.

Pide ayuda a tus amigos o a personas en las que te puedas apoyar para realizar ciertas tareas, así te quitas estrés y aprendes sobre la marcha a delegar funciones, en el futuro te lo agradecerás.


7. NECESITAS ENERGÍA PARA PODER HACERLO BIEN

Para ser una persona productiva y activa necesitas tener energía y ganas. Si no duermes bien y estas muy cansado, tu humor cambiará al igual que tu predisposición. El poder de como percibes las cosas puede cambiar mucho acorde a tu estado de ánimo, el descanso puede ser tu mejor aliado. Hazte amigo de las pequeñas siestas de 20 minutos para recargar baterías.



8. RESUELVE LAS COSAS SENCILLAS EN EL MOMENTO

A veces nos llega un correo o un chat de algo que según tú, puede tener respuesta obvia, por sentido común o una respuesta sencilla de encontrar en internet y te puede llegar a molestar que te lo pregunten. El mejor consejo es que no lo ignores; es preferible resolverlo en el momento y olvidarte del tema, no dejes que te robe la calma un asunto que, como ya lo sabes, la respuesta es sencilla, tal vez tu compañero o compañera no lo sepa y, enseñar también es aprender.


Espero que estos consejos los ayuden a ser más productivos en su día a día.

¿ Qué cosas pones en practica para hacer tu día más productivo?

210 vistas

Tel. +507 6752-5445

Mail: arq.herrera.p@gmail.com

Brisas del Golf, Panamá

© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - PEDRO HERRERA