Importancia del propósito en el espacio de trabajo


El terreno laboral es un entorno de cambios constantes, por eso las empresas deben entender de qué manera atraer y retener el talento de la compañía y cómo maximizar los resultados de los empleados que ya forman parte de ella.



Soy consciente de que este es un aspecto vital en las empresas de todo el mundo y mi intención con este artículo es analizar e identificar qué aspectos y factores motivan a los colaboradores hoy en día, para hacer que la relación entre trabajador y empresa sea un camino de mayor recorrido y con los mejores resultados para las dos partes.

Uno de los factores determinantes para conservar a un colaborador a largo plazo y que trabaje de forma eficiente es contar con una meta o un propósito que les haga sentir que el trabajo conecta con sus aspiraciones y les llena también personalmente

Todos los que hemos trabajado en una organización nos hemos puesto a pensar: ¿por qué y para qué estoy haciendo esto? Y, aquellos que no, solo lidian con esta pregunta a nivel personal, también se han topado con "crisis existenciales" por parte de miembros de sus equipos de trabajo y otros compañeros.

El enfoque a resultados muchas veces hace que los colaboradores y sus líderes pierdan de vista el significado del propio trabajo. Cada día miles de personas se levantan para llegar a sus labores de trabajo enfrentándose a circunstancias adversas, sin haber encontrado el verdadero significado de su labor y sin comprender realmente la importancia de su esfuerzo en el logro de sus objetivos personales y organizacionales.

El propósito no debe ser confundido con las metas o estrategias del negocio, puedes llegar a una meta o desarrollar una estrategia pero aun así no alcanzar el propósito. Es muy probable que nunca alcances completamente el propósito, pero este es como la estrella guía que inspira a todos en la organización y promueve la creación de estrategias y constantes cambios. Tampoco confundamos el propósito con la Visión de una empresa, este puede ser alcanzado en un plazo de 10 a 25 años.

Un trabajo tiene un significado más allá de la acción que trae consigo una remuneración económica. Es cierto que la mayoría de nosotros trabajamos por un ingreso económico. Sin embargo, no significa que no esté relacionado con otro tipo de motivaciones. El alcanzar objetivos personales y hacer una diferencia en el mundo es un motor significativo para muchas personas, sobre todo para las nuevas generaciones, que para el 2025 representarán e 75% de la fuerza laboral.


El propósito tiene que ver con tener la posibilidad de hacer una contribución a los demás y el perseguir un objetivo superior. El trabajo enriquece la vida de las personas al darle un sentido especial y hace que sientan orgullo por su trabajo y de lo que pueden llegar a lograr. De igual manera da un sentido de pertenencia hacia la organización y refuerza el compromiso organizacional.


¿Qué es el propósito?


Este concepto puede confundirse fácilmente, podemos hacer la siguiente analogía; si los valores corporativos son el alma de una organización, el propósito es el corazón de la empresa. Responde a las preguntas, ¿Por qué? ¿Por qué lo que hacemos importa?, ¿Qué diferencia hacemos en el mundo? ¿Qué es lo nos motiva a continuar ofreciendo nuestros servicios?, ¿Qué es lo que motiva a nuestros clientes a contratarnos?

Sin un propósito que vaya más allá de solo hacer dinero o utilidades, los integrantes de la organización van a gastar sus energías y verdadera dedicación en otras cosas más significativas para ellos.

El propósito ayuda a las empresas a tener en mente su razón de ser en la medida que hace estrategias nuevas. También ayuda en el reclutamiento, ayuda a atraer y mantener al personal correcto para la empresa, hacer público el propósito de la organización ayuda que los prospectos colaboradores que se sientan atraídos por el mismo y se acerquen a la empresa con la que comparten razón de ser. En estos tiempos donde los milennials comienzan a incorporarse a la fuerza laboral un propósito llamativo toma aún más importancia, es de todos sabido que esta generación no busca solo un empleo o una remuneración, busca también ser parte de algo más grande, dejar huella en este mundo y hacer una contribución positiva al mismo.


¿Cómo es un trabajador orientado a propósitos?


El propósito está estrechamente relacionado con la motivación de una persona para trabajar. Cada vez encontramos más profesionales que ya no se centran prioritariamente en cuánto van a ganar o qué van a conseguir, sino en una pregunta principal: “¿por qué voy a trabajar?”, pues ven el trabajo también como una forma de realización personal, de ayuda a los demás y a sí mismos, por encima de la mera fuente de ingresos o como el vehículo para conseguir un determinado status.

Según un estudio realizado por LinkedIn in, el 37% de los usuarios de LinkedIn a nivel mundial se define como empleado orientado a propósitos y este tipo de trabajadores son una realidad en los 40 países encuestados, así como en los distintos sectores e industrias. Tanto es así, que países como Suecia, Alemania o Países Bajos igualan o superan el 50% de trabajadores que afirma priorizar el propósito en el terreno laboral tanto o más que el sueldo o el status.


¿Cómo el propósito se relaciona con BIM?


Como he mencionado anteriormente, el propósito es lo que mueve a la gente y a mi parecer tiene todo que ver con BIM y su implementación.

Una de las razones de la resistencia al cambio es la falta de comprensión y claridad de los trabajadores hacia la implementación. Entendemos que implementar BIM es completamente un cambio de paradigma, debemos estar más coordinados y en constante comunicación, una empresa o un colaborador sin propósito rápidamente perderá las ganas de continuar con la implementación ya que es un proceso que le exige más a los colaboradores, el colaborador deberá aprender muchas cosas nuevas y al mismo tiempo continuar con sus responsabilidades y cumplir con los entregables, el propósito será lo único que nos mantendrá motivados.

Antes de iniciar la implementación BIM debemos reconocer el propósito de la empresa y por qué están implementando la metodología, la respuesta va más allá de un simple “las demás empresas lo están haciendo” o “ser más eficientes”, si tomamos en cuenta que la industria de la construcción está fijando su mirada en las distintas formas de aumentar la productividad y la eficiencia, implementar BIM no es una opción, es un requisito para mantenerse competitivo en el mercado y no siempre la resistencia al cambio se debe a la falta de disposición de los colaboradores, si no a la falta de compromiso y propósito.

Una de las claves para una implementación exitosa es que todos los integrantes del equipo entiendan propósito de la implementación y se sientan identificados con el mismo.

41 vistas

Tel. +507 6752-5445

Mail: arq.herrera.p@gmail.com

Brisas del Golf, Panamá

© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - PEDRO HERRERA