Psicología del color en arquitectura

¿No sabes de qué color debes pintar tu casa o proyecto? La psicología del color aplicada a la Arquitectura cada vez es más tomada en cuenta en obras y proyectos, puede ayudarnos a mejorar la calidad de vida de nuestros clientes, a crear ilusiones ópticas dentro de nuestro proyecto y a generar emociones que cambian de un espacio a otro.



Al ser la Arquitectura un arte visual es sumamente importante que como Arquitectos o diseñadores sepamos de memoria la psicología del color, ya que, no solamente se trata de proyectar y diseñar espacios; también, se trata de que esos espacios por si mismos puedan transmitirle al cliente o a las personas que lo van a visitar, diferentes sensaciones y emociones que hagan más placentera su estancia en ese lugar.

Existen los colores cálidos y los colores fríos además de varias formas de combinarlos, ya sea por armonía o por contraste, sin embargo, cada color genera por si mismo emociones y sensaciones diferentes que también debemos tomar en cuenta.


Tipos de mezclas

Cuando la luz incide sobre un objeto, este absorbe un porcentaje de la energía recibida, que puede variar según la longitud de onda de la luz.

La energía, que el objeto refleja o transmite es menor que la energía que este recibe. Esta disminución de energía corresponde a un comportamiento Sustractivo, es decir, si ponemos dos filtros de luz uno azul y otro amarillo, uno frente al otro se produce este efecto de “mezcla sustractiva” de colores.

Los colores de la mayoría de los objetos cotidianos se producen mediante este proceso sustractivo.

Sin embargo, si proyectamos dos luces con diferentes espectros sobre una superficie, el color resultante será la superposición de estas luces, en otras palabras, será la suma de estos espectros. El ojo no es capaz de separar el color de cada fuente, solo reconoce el color resultante. A este tipo de mezcla se le llama “mezcla aditiva”, ya que el color resultante viene de la suma o adición de varios colores.


Diferentes colores primarios

Un pigmento azul mezclado con uno amarillo resulta en un color verde, mientras que una luz azul mezclada con una luz amarilla dará blanco. Esta diferencia se debe a que, en la mezcla de pigmentos el fenómeno que se presenta es la mezcla sustractiva. Por el contrario, en la mezcla de luces el efecto es aditivo.



Clores primarios aditivos

La suma completa del espectro de colores da como resultado una luz blanca. Pero la luz blanca o cualquier otro color se puede producir las cantidades apropiadas de solo 3 colores: rojo, verde y azul (RGB). Con la suma de estos 3 colores primarios aditivos podemos obtener el color blanco.



Colores primarios sustractivos

Análogamente, por el proceso de sustracción podemos obtener todos los demás colores partiendo de 3 colores primarios sustractivos que son: el cian, amarillo y magenta (CMYK). La suma de estos 3 colores da negro.


Análisis del color

Los sistemas de medición de colores responden a la necesidad de identificar los colores con precisión. Surgen entonces los estudios de color llevados por diversos autores.

Las necesidades de catalogar y reproducir los colores nos llevan a definir parámetros para comparar los colores que varían según la metodología que utilicemos.

Los términos que utilizamos para definir estas 3 variables son:

  • Tinte o tono

  • Luminosidad o claridad

  • Saturación

El Contraste


Black Hall, (Senzoku Gakuen College of music) Kawasaki – Japan (2009). Arquitectura, TeradaDesign Architect. Fotografía, Yuki Omori.

La apariencia de un color lo afectan los colores que lo rodean, por eso cuando se ponen unos cerca de otros estos establecen directamente una relación que pude ser agradable o no, a esta relación se le llama contraste.

El contraste se manifiesta a través de distintos efectos, puede hacer que los colores parezcan más claros o más oscuros; con mayor o menor pureza y hasta pueden hacer que cambien de tono.

Una forma de controlar el contraste es definiendo los bordes de la geometría. Las geometrías con bordes bien definidos enfatizan el contraste, mientras bordes más difusos lo disminuyen.


El Color y la Arquitectura


Si hablamos de como el color afecta a la arquitectura debemos tener en cuenta, como hemos visto, que debemos considerar otros factores como la iluminación y la textura. A continuación, dejo una lista de los factores que debemos tomar en cuenta a la hora de elegir los colores para un edificio o para su interior.



Iluminación

Al diseñar debemos tener en cuenta tanto la luz natural como la artificial, para saber un poco más sobre estos tipos de iluminación puedes dirigirte a un artículo que escribí reciente “Fundamentos básicos de iluminación” sé que te puede interesar.

Debemos tomar en cuenta el color de la luz. Por ejemplo: los objetos con un color cálido son más agradables a la vista si son iluminados con una lámpara con espectro de luz cálido, por el contrario, si queremos iluminar objetos de colores fríos con una luz cálida esta amortiguará el tono frío.


Clima ambiental

Una adecuada selección de colores puede disminuir la fatiga, mejorar el estado de, aumentar la seguridad y la producción.

En lugares de trabajo conviene que las áreas destinadas a tareas donde se requieran altos niveles de concentración tengan una atmósfera calmada y serena mientras que para actividades físicas se recomienda un ambiente excitante y activo.

Los colores fríos tienden a ser sedantes son adecuados para lugares de trabajo pesado mientras que los colores cálidos son utilizados en lugares donde no se requiera mucho esfuerzo físico.


Casa Gilardi (1976), arquitecto Luis Barragán, fotografía Taiyo Watanabe

Saturación

En general podemos decir que los objetos de colores cálidos parecen más grandes al contrario de los objetos de colores más fríos que suelen parecer más pequeños.

Por lo anterior, conviene evitar colores muy cálidos o muy saturados en superficies interiores grandes ya que tienden a aparentar mayor tamaño.


Contraste

Cuando el tamaño de un objeto con relación al entorno es muy pequeño podemos utilizar el contraste de los colores para darle realce.

Igualmente, cuando el tiempo de estadía en un lugar muy amplio es corto conviene aumentar el contraste de los objetos, sin embargo, si el tiempo de permanencia en un espacio pequeño es largo se requiere generar un ambiente más relajado por lo tanto el contraste de los objetos debe ser menor.

Un claro ejemplo de cómo estos factores afectan la percepción de un edificio son la serie cuadros de la Catedral Rounen, pintados por Claude Monet. En los cuadros de Monet podemos observar claramente los cambios de color que sufre un edificio a través del día.



El color juega un papel muy importante en la vida y en el entorno del ser humano; por lo tanto, hay que reflexionar cual es la mejor manera de intervenir un espacio ya sea urbano o de interiores de acuerdo con las condiciones específicas del lugar en donde se encuentra.

Para finalizar el artículo me gustaría que comentaras ¿Cuáles son los factores que tomas en cuenta a la hora de escoger el color en un diseño interior o en un edificio?.

© 2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - PEDRO HERRERA